Tres ideas de meriendas healthy para niños ricas y muy sanas

Que difícil el tema de la merienda hoy en día. Hay un sinfín de productos de uso habitual en nuestras casas que cada día están más en tela de juicio y que por desgracia suelen ser los productos que más aceptación tienen entre los más pequeños.

De los productos desaconsejados por los nutricionistas evidentemente está en primer lugar la bollería industrial, otro producto muy socorrido son los bebibles lacteos cargados de azúcar, que también son muy poco recomendables (mejor un yogurt natural, sin azúcar), seguidos de los zumos de frutas industriales (en especial los néctares y concentrados) que rebosan azúcar y no tienen nada que ver con comerse una pieza de fruta. Seguimos con los clásicos embutidos, la mortadela, el chóped, las salchichas, el chorizo o el salchichón son carnes procesadas de muy mala calidad y desde hace un tiempo se las relaciona con enfermedades serias, así que esta sería la lista negra a evitar a la hora de preparar la merienda de los más pequeños.

Entonces  ¿Qué opciones tenemos?, pues hay muchas, y la principal y más importante es dar fruta a los niños en la merienda, es un momento perfecto para que tomen una de las 5 raciones de fruta y verduras diarias recomendadas. Lo mejor es ofrecerla en primer lugar, yo les llevo a la salida del cole una o dos pieza de fruta, el plátano es muy socorrido y a los peques les suele gustar, yo lo suelo mandar para el recreo así que por la tarde les llevo frutas de temporada, mandarinas, fresas, uvas, manzanas, peras, piña, sandia, melón o kiwi. Utilizo tupers o bolsitas zip, las preparo troceadas para que sean lo más fáciles posibles de comer ya que mis hijos aun son pequeños y les cuesta más comerse una manzana a mordiscos que si se la parto en gajos.

Después de la fruta pues se les pude dar un bocadillo de pan integral de verdad (no de los que son pan blanco con salvado), puedes ponerle queso de calidad (leche, cuajo y sal), bonito del norte en aove, sardinillas, humus o pates vegetales caseros, huevo cocido o tortilla,  de vez en cuando jamón serrano o crema de cacao casera.

Estas son mis tres propuestas:

  • Mix de frutas variadas, buena cantidad para que sacien el hambre de la salida del cole, en este caso fresas, mandarina, kiwi y plátano, intento presentarlo de forma vistosa para que les entre por los ojos y les resulte apetecible. Después tostadas de centeno integral, con lonchas de queso curado, aove, tomatitos y orégano, si le dais un toque en el micro es como una mini pizza!.
  • En segundo lugar, un tuper con muchas fresas, la fruta favorita de mi hijo mayor, y un bocadillo de pan integral 100% con bonito del norte en aceite de oliva y huevo cocido, este es el bocadillo favorito de mi hija, que me lo pide casi todos los días.
  • Por último a veces les llevo batidos de frutas tipo smoothies y les suelen encantar, he comprado unas botellitas muy chulas de Disney para meterlos y que les resulte mas llamativo. La combinación ganadora es piña, fresa y manzana pelada, todo a la batidora con un vaso de agua. Después un sandwhich de pan integral, a la plancha con queso curado en lonchas y jamón serrano.

Las combinaciones son infinitas y con ellas las meriendas ricas, fáciles y sanas, así que no hay excusa para enseñar a los más pequeños a comer bien, empezando por la merienda.

Comentarios

comments