Rollo de Pollo Relleno de Jamón y Queso

Esta receta de hoy es perfecta para tener en la nevera y tirar de ella entre semana, como sabéis me gusta organizar las comidas de la semana el fin de semana, podéis consultar mi post sobre organización en la cocina, es más fácil de lo que parece.

Cuando era pequeña mi madre hacia y sigue haciendo, una receta muy parecida a esta, siempre nos ha encantado por eso ahora que soy madre la hago bastante porque a mis hijos les gusta muchísimo y me sirve para solucionar de manera rápida las cenas de la semana. No es complicada de hacer y el resultado es buenísimo. Seguro que os encanta y demás se pueden hacer mil versiones, variando el tipo de salsa o el relleno del pollo. Acompañada con unas verduritas al vapor o la receta de patatas deluxe que podéis encontrar en mi Instagram.

Para preparar el Rollo de Pollo Relleno de Jamón y Queso necesitamos:

  • 1 pechuga de pollo de campo.
  • 3 o 4 lonchas de jamón serrano.
  • 3 o 4 lonchas de queso (yo uso queso curado, que me encanta, pero podéis usar el que más os guste).
  • 1 cebolla.
  • 3 dientes de ajo.
  • 100ml de vino blanco.
  • Sal.
  • Aove.

El primer paso es picar, con ayuda de una picadora, la pechuga de pollo para que quede fina, sin quedar hecha puré.

Cortamos un trozo de papel film y lo extendemos sobre la meseta de la cocina, ponemos el pollo encima y le damos forma rectangular y como 1/2 centímetro de ancho. Salpimentamos el pollo. Ponemos encima las lonchas de jamón y de queso y enrollamos con cuidado con la ayuda del papel film. Apretamos bien el pollo para que quede bien firme y no se nos deshaga, esta puede ser la parte más complicada, si veis que os sale un rollo muy grande lo mejor es partirlo por la mitad.

En una olla de fondo suficiente para que nos entre el rollo entero ( si no tenéis se puede partir el rollo por la mitad para que entre bien) ponemos aove a calentar a fuego fuerte, cuando esté caliente sellamos el rollo de pollo por todos los lados y reservamos. Bajamos el fuego y doramos el ajo y la cebolla picados.

Cuando se empiecen a dorar añadimos el vino blanco y dejamos que el alcohol se evapore. Una vez listo añadimos el rollo de pollo y dejamos que se cocine, con la olla tapada, a fuego suave unos 15-20 minutos, revolviendo de vez en cuando y dándole dos o tres veces vuelta para que se cocine por todos los lados.

Sacamos el rollo de la olla y cortamos en rodajas, no muy finas para que no se deshaga, ponemos la salsa en la batidora y la trituramos, añadimos la salsa por encima del pollo y listo!. No me digáis que no es una receta fácil y rica!!!

 

Comentarios

comments