Petits De Fresa Saludables

Desde hace algún tiempo en el supermercado no compro ningún tipo de yogurt o postre lácteo, salvo yogures naturales, sin azúcar y sin nada, así que mis niños en cuanto les ponen delante un petit comprado se vuelven locos, les encantan. Por ello, y para dejar de sentirme un poco mala madre por no ceder a sus caprichos decidí investigar y preparar unos auténticos petis de fresa, con fresas naturales, sin ingredientes raros y sin carmines, no sé si sabéis que son…pero os invito a buscar el google como se hace y de donde se saca, puf se te quitan las ganas de comer un solo producto que lo lleve.

En lo primero que pensé a la hora de prepararlos fue en usar mi robot de cocina, que suele tener muchas recetas de este tipo, pero como no encontraba ninguna que me agradara hice un remix de varias recetas y me inventé parte de la mia, os puedo decir que el resultado es excelente, mis hijos se relamieron, y yo también la verdad, y además he conseguido prepararlos sin necesidad de robot ninguno, simplemente con una batidora de vaso o incluso con una batidora de mano si no tienes de vaso.

Os recomiendo usar fresas bien maduras, no importa si están un poco feúchas, serán perfectas para esta receta, porque cuanto más dulces estén menos azúcar necesitaremos!

Ingredientes:

  • 300 gr de fresas maduras
  • 60gr de azúcar
  • 200gr de nata para montar
  • 230gr de queso fresco batido
  • 3 laminas de gelatina neutra

En primer lugar hay que poner las laminas de gelatina a hidratar, para ello las ponemos en una fuente o en un plato hondo con agua fría, tienen que quedar bien cubiertas para que se ablanden. Reservamos.

En el vaso de la batidora ponemos el azúcar y lo trituramos a máxima potencia hasta que quede pulverizado. Reservamos.

Lavamos bien las fresas y les quitamos las hojas, las trituramos a máxima potencia en la batidora, a continuación pasamos el puré de fresas por un colador o por el chino, para quitar bien las pepitas. Reservamos.

Ponemos la nata en un vaso y la calentamos en el microondas durante unos 30 segundos, sin que llegue a hervir, solo necesitamos que esté templada.

Ponemos en el vaso de la batidora la nata y las hojas de gelatinas ya hidratadas (deben estar bien escurridas, sin gotear agua), batimos bien unos segundo y añadimos el resto de ingredientes, las fresas trituradas, el azúcar y el queso fresco, mezclamos bien unos 30 segundo a potencia media y repartimos la mezcla en vasitos que meteremos en la nevera al menos dos horas para que cojan consistencia.

Sé que cuando probéis estos petis caseros no volveréis a querer los comprados, el sabor es delicioso, y la calidad infinitamente mayor, además al estar las fresas maduras, a penas necesitan azúcar, es más, si los vuelvo a hacer pondría la mitad de azúcar, porque ahora que apenas tomamos azúcar en casa con muy poquita ya nos vale y con el sabor que tienen las fresas queda genial.

Si te gustó este post, también te recomiendo que mires Tres ideas de meriendas healthy para niños ricas y muy sanas 

 

Comentarios

comments