Parmigiana de Berenjena

Hace unos días estuve cenando en un restaurante italiano con unos amigos, una de ellos italiana, y decidimos pedir de entrada o “antipasti” una parmigiana de berenjena, nunca antes la había probado. Un plato cargado de berenjena y queso, gratinado en el horno, vamos una maravilla que me encantó! Así que me puse a indagar como se preparaba, no tenía mucha ciencia a priori, pero seguro que guardaba algún secreto, después de un par de intentos creo que he dado con la receta perfecta y estoy feliz de compartirla con vosotros. Es un plato ideal para comer así solo, o para acompañar un plato de carnes. Nosotros en casa lo tomamos para la cena y fue plato único, he de decir que una ración llena bastante.

Ingredientes:

  • 2 o 3 berenjenas.
  • 1 paquete de queso mozarella rayado.
  • 1 paquete de queso emmental rayado.
  • 1 trozo de 200gr de queso parmesano.
  • 2 huevos camperos.

Para la salsa de tomate:

  • 1 cebolla pequeña.
  • 500gr de tomates.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de azúcar.
  • 2 o 3 cucharadas de Aove.

En primer lugar preparamos una salsa de tomate muy concentrada, necesitaremos picar la cebolla y dorar un poco en la olla con un chorrito de aove. Cuando empiece a blanquear añadimos el tomate, troceado y sin piel, dejamos que se haga a fuego suave durante 30 minutos, mejor sin tapar para que se evapore el agua, le añadimos una pizca de sal y una pizca de azúcar.

Mientras se hace la salsa de tomate lavamos y cortamos en rodajas lo más finas posible las berenjenas. Ponemos una sartén o una plancha a calentar, añadimos una cucharada de aove y vamos haciendo poco a poco las berenjenas a la plancha. Hay que hacer varias tandas, dorarlas por ambos lados e ir reservando. Esta puede que sea la parte más aburrida del plato, pero merece la pena!.

Cuando la salsa de tomate este lista y haya reducido lo suficiente, la trituramos en la batidora para que quede lo más fina posible.

En una fuente de horno ponemos una base de berenjenas a la plancha, añadimos una capa fina de tomate y otra capa fina de la mezcla de los 3 quesos, emmental, mozarella y parmesano. Repetimos la operación hasta que solo nos queden berenjenas para la ultima capa (a mi me salieron cinco capas de berenjenas, podéis añadir tantas como queráis, también depende del tamaño del molde utilizado). Batimos el huevo y lo ponemos por encima de la parmigiana, movemos un poco el molde para que el huevo entre bien por toda la preparación, ponemos la última capa de berenjena por encima y una capa generosa de los quesos.

Metemos en el horno a 180 grados, ventilador y grill pequeño si tenéis, y si no ventilador y los últimos 5 minutos un toque de grill. Dejamos que se haga unos 30 minutos y listo. Queda una especie de milhojas de berenjena que esta de miedo!!!!

 

 

Comentarios

comments