Mis remedios caseros contra el resfriado

Ahora que llega el frío y con los cambios de temperatura llegan las gripes y resfriados, algo que afecta a quien más a quien menos alguna vez al año.

He de deciros que desde que cuido mi alimentación dando un mayor protagonismo a frutas y verduras y comiendo comida real la verdad es que cojo menos resfriados. Lo importante es conocerse a uno mismo y saber cuando estamos empezando a ponernos enfermos, mis síntomas suelen ser estar más cansada de lo habitual, sentir frio, a veces un poco de dolor de garganta o empezar a tener mocos y la cabeza como “embotada” en ese momento intento ponerle remedio. Estos remedios caseros suelen ser unos buenos aliados y desde que los pongo en práctica he conseguido cortar de raíz varios intentos de resfriado, aunque como remedios caseros que son no son infalibles y a lo mejor no funcionan igual con todo el mundo, ahora que mal no creo que os vaya a hacer a nadie.

Mi primer remedio para atacar a los virus es darles un chute de vitaminas a mis defensas, así que en cuanto llego a casa lo primero que hago es sacar la batidora y prepararme un batido verde, cuanto más verde mejor!

 Ingredientes:

Hojas verdes: rúcula, espinacas, kale, berros, canónigos, pueden ser un poco de cada, de algunos o de solo uno, pero al menos dos puñados grandes.

Frutas ricas en vitaminas: Mandarinas, kiwi, pomelo, naranja, manzana, arándanos, fresas…lo que más os guste, a mi con kiwi y piña me encanta!.

También se puede añadir un poco de canela, de maca, jengibre, hierba de trigo…lo que mas os guste.

Un vaso grande de agua.

Ejemplos de zumos verdes:

1º Un buen puñado de espinacas, un kiwi, y dos trozos de piña al natura, 1 cucharadita de hierba de trigo y medio vaso de agua para diluirlo.

2º Un buen puñado de hojas de kale, 1 manzana pelada, el zumo de 1 naranja y ½ cucharadita de maca.

3º Un buen puñado de rúcula, 1 puñado de arándanos, 1 manzana pelada y unas gotas de limón.

Se mezcla todo bien en el vaso de batidora y listo, es importante tomarlo recién hecho y mejor si los ingredientes no están de la nevera, que no se trata de quedarnos helados.

Infusiones para combatir el resfriado:

Otro remedio que siempre me funciona muy bien y que también doy a los niños si veo que empiezan con catarro es una buena infusión, me encantan, y aprovechando que tengo bastantes plantas aromáticas en el jardín suelo usarlas frescas, pero es el mismo efecto si están secas, no hay problema.

Pongo en una cazo una ramita de romero (o una cucharadita de romero seco) y una o dos rodajas de jengibre, añado un par de vasos de agua y lo pongo al fuego hasta que rompa a hervir, apago el fuego y tapo el cazo, espero unos cinco minutos y lo sirvo colado y con una cucharadita de miel, no sabe demasiado bien, pero sienta de miedo, esto lo suelo hacer dos o tres veces al dia hasta que me encuentro mejor. El romero es un potente antiinflamatorio pulmonar, así que si sois negados para tomarlo en infusión también podéis utilizarlo respirando el vapor que desprende una vez hervido, va directo a los pulmones y viene muy bien para la congestión nasal.

También se puede cambiar el romero por tomillo y añadirle un poco de limón, o combinarlo todo junto que también vale. El tomillo me encanta para usar con los asados pero he descubierto hace poco que también va muy bien como infusión para gripes y resfriados ya que es un potente broncodilatador.

Por último pero no menos importante es descansar y continuar alimentándote bien, dando prioridad a frutas y verduras, por eso las cremas de verduras calentitas, el caldo de pollo, la sopa de ajo o la de cebolla son unos excelentes aliados para ayudarnos a combatir los refriados propios del invierno. ¿Qué remedios utilizáis vosotros?

Comentarios

comments