Mis ideas favoritas para Recuperarme tras el Ejercicio con Sandia

Este año me he propuesto tomarme muy en serio el deporte, la verdad es que no soy muy deportista, pero creo que es fundamental para llevar un estilo de vida saludable, no hace falta hacer grandes sesiones de gimnasio o correr maratones, pero si moverse y cambiar los hábitos diarios. Desde hace un tiempo he dejado de usar el coche y me muevo por Gijón andando,  ir caminando a la oficina a buen ritmo me sirve para hacer una media hora de ejercicio diaria, llego a trabajar bien despierta y me sirve para mantenerme en mi peso. Otra cosa que hago es ir al menos tres veces a la semana al gimnasio, intento ir siempre a clases colectivas (para no aburrirme), las que más me gustan son las de zumba, trx o pilates y yoga que me ayudan a estirar y sentirme bien. No sé si a vosotros os pasa pero cuando salgo del gimnasio tengo mucha hambre, así que pasada una media hora después del ejercicio es conveniente comer y beber algo saludable.

Reemplazar los líquidos. Se pierde una gran cantidad de líquidos durante el ejercicio e, idealmente, se debería restituir durante el mismo, pero hacerlo después es una manera fácil de recuperar. El agua tiene una función vital en el proceso metabólico y de transferencias de nutrientes, por lo que mantenerse bien hidratado mejorará todas estas funciones, a mi me encanta llevarme al gimnasio una botella con agua fresquita y trocitos de SANDIA FASHION.

Comer correctamente. Después de agotar las reservas de energía con la practica del ejercicio, es necesario abastecerse de “combustible” si espera poder recuperar de forma adecuada su cuerpo, reparar los tejidos musculares y recuperar las fuerzas para estar a punto para el próximo reto. Este factor gana importancia si se está realizando un entrenamiento diario o se está realizando un entrenamiento de musculación. Sería conveniente comer dentro de los siguientes 60 minutos posteriores a la finalización del ejercicio, y asegurarse que incorporamos proteínas y carbohidratos en nuestra dieta.

Los músculos están ávidos por recuperar rápidamente sus reservas de combustible en forma de carbohidratos (glucógeno) inmediatamente después del ejercicio, por lo tanto, no hay que esperar mucho tiempo para comenzar a consumir alimentos y bebidas ricos en carbohidratos. Cereales integrales, yogurt, queso fresco, frutas frescas, o frutos secos al natural o tostados, son los mejores compañeros.

Esto es lo que yo me preparo para tomar después del ejercicio, me sienta fenomenal, me recarga las pilas y me ayuda a mantenerme:

Bowl de Sandia con Yogurt y Queso Fresco:

  •  300gr de SANDIA FASHION.
  • 1 yogurt natural.
  • 1 cucharadas soperas de queso fresco batido 0%.
  • 1 puñado de semillas de chia.
  • 1 puñado de semillas de sésamo.
  • 1 puñado de nueces.

 En un bol ponemos el yogurt y el queso y mezclamos bien, añadimos el resto de ingredientes y listo, se prepara en un momento y sienta de maravilla, fresco y con el toque crujiente y dulce de la sandia es perfecto para tomar después de entrenar!

Puding de chia sandia.

  • 300gr de SANDIA FASHION
  • 2 cucharadas soperas de semillas de chia.
  • 1 vaso de leche o bebida vegetal.

Esto si que esta buenísimo, y es super saciante, se prepara en un momento y sienta genial.

En un vaso mezclamos las semillas de chia con la leche, lo metemos en la nevera y lo dejamos reposar al menos 3 horas, con esto la chia se hidrata y adquiere una textura de gelatina que esta buenísima y es super saciante. Cuando lo vayamos a tomar añadimos la sandia troceada por encima, es perfecto!

Comentarios

comments