Galletas de Canela

Hoy os traigo una receta de esas super fáciles e ideal para elaborar con niños. Estos días en Asturias estamos teniendo un tiempo bastante lluvioso así que hay que improvisar planes con los niños. Este martes llevábamos todo el día metidos en casa, y aunque habían podido salir a jugar fuera estaban muy aburridos. Se nos ocurrió preparar unas galletas para que tuvieran algo rico para desayunar y la verdad que salieron fenomenal. La receta la vi en el blog de Webos Fritos, he de decir que tiene unas recetas maravillosas y cada día me gusta más, además Susana, la señora Webos, es maravillosa y siempre esta compartiendo su saber con sus seguidores, desde aquí aprovecho para darle las gracias por su generosidad y recomendar su blog.

Como os iba diciendo preparamos unas galletas de canela, de esas que quedan “crujientitas y sabrosas”, quedaron tan ricas, que en dos días volaron. Si se guardan en un tarro de galletas, una caja de latón, o en un tarro hermético de cristal aguantan varios días, quedan genial.

Ingredientes:

  • 100gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 80gr de panela.
  • 1 huevo campero.
  • 2 cucharaditas de canela en polvo.
  • 1 cucharadita de levadura Royal.
  • 250gr de harina de espelta integral.
    Topping:
  • 1 cucharada sopera de azúcar normal.
  • 1 cucharadita de canela.

En un bol amplio y con unas varillas (también se puede a mano) mezclamos bien la mantequilla con la panela, cuando este todo bien incorporado añadimos el huevo y lo mezclamos bien con la mezcla. Añadimos la canela, la levadura y la harina la vamos añadiendo poco a poco. Según se va mezclando, quedará como una masa tipo plastilina, suave y manejable. Con ella hacemos una bola, la envolvemos en papel film para meterla media hora en la nevera.

Pasado el tiempo sacamos la masa del film, la dividimos en dos y ponemos una mitad entre dos papeles de horno, extendemos bien y vamos haciendo formas con un corta pasta. Hacemos lo mismo con la otra bola de masa.

Calentamos el horno a 180 grados calor arriba y abajo. Ponemos las galletas en una bandeja de horno sobre papel de hornear, espolvoreamos por encima un poco de azúcar con canela y las metemos en el horno. Después de 13 minutos, cuando se empiecen a dorar, las sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla, añadimos un poquito más de azúcar con canela y a disfrutarlas.

Espero que os gusten, a mi me han encantado, y ha sido divertido hacerlas con los niños.

 

Comentarios

comments