Fin de semana en la Senda del Oso

Como os contaba hace unos días, estuvimos pasando un fin de semana en la zona de Tuñón para hacer la Senda del Oso de la mano de Centro BTT Valles del Oso y me habían quedado bastantes planes por contaros en el post anterior.
Una de las cosas que más os gustó fue la casa rural en la que nos alojamos, no me extraña que nos haya gustado porque es preciosa, está cuidada al mínimo detalle y los propietarios son encantadores. La casa se llama BONALIFE, consta de dos apartamentos, uno de dos habitaciones, en el que nos alojamos nosotros y otro de una sola habitación en el que estaba alojada una pareja. Los apartamentos evidentemente son totalmente independientes, solamente comparten las zonas de jardín y terraza. La casa se encuentra en el pueblo de Sabadia, lo llamo pueblo por decir algo porque literalmente son 4 casas. Está muy cerca de Tuñón (el inicio de la senda del oso), como a 2 kilómetros o menos, pero da la sensación de estar perdido en medio del monte, es una pasada. La casa está equipada con todo lo necesario, nosotros optamos por llevar comida para hacer dos cenas allí, y para los desayunos.

El viernes cuando llegamos después de unas estupendas indicaciones y recomendaciones sobre la zona que nos hicieron los propietarios de la casa, decidimos salir a caminar por la zona, es super bonito.

Como sabéis el sábado hicimos la Senda del Oso, tal y como os contaba en el post anterior, cuando llegamos a la casa después de la ruta en bici preparamos una barbacoa para cenar (la casa tiene una barbacoa perfecta y todo tipo de utensilios para hacer cualquier tipo de preparación).

El domingo por la mañana madrugamos y nos fuimos a conocer el Parque de la Prehistoria de Teverga, es un plan estupendo para ir con los niños, pues tiene reproducciones de las principales cuevas prehistóricas, animales y un parque precioso para pasear, a los peque les encantó.

Tras el paso por el Parque de la Prehistoria nos fuimos a descubrir una cueva de las de verdad, a pocos kilómetros del parque se encuentra Cueva Huertas, una cueva natural llena de estalactitas y con una de las colonias de murciélagos más grande de Europa, como es un espacio protegido hay que hacer visita con guía así que os recomiendo llamar antes para concertar la visita. Te ponen un casco de minero con luz, vamos que para niños una pasada, eso si, al menos 3 o 4 años de edad porque la cueva tiene zonas bastante estrechas o empinadas y al ir casi a oscuras hay que tener un poco de cuidado. Pero vamos, es una experiencia muy divertida para los niños!.

Después de Cueva Huertas nos fuimos a conocer el pueblecito de Bandujo una de las postales más típicas de la publicidad de Asturias, es una aldea super bonita, en lo alto de la montaña y lo mejor de todo son sus vistas, durante todo el trayecto vas viendo a los dos lados de la montaña, una pasada!.

Y para finalizar comimos en el pueblo de Proaza! Nos recomendaron el restaurante la Senderuela del Hotel Don santos, una casona rehabilitada preciosa!

Comentarios

comments